Escándalo por una campaña de Balenciaga con niños y elementos sadomasoquistas
La firma de lujo retiró las imágenes pero la polémica continúa